Reseña #100: Yo soy Eric Zimmerman, de Megan Maxwell

22:58

¡Hola, viajeros y viajeras!

Hoy traigo la reseña de un libro que ha sido muy esperado durante meses y a la vez muy mediático. Se trata de Yo soy Eric Zimmerman, de Megan Maxwell, publicado por Esencia (Planeta de Libros).

¡Muchas gracias a la editorial por el ejemplar!

Nota importante: Este libro no es apto para menores de 18 años dado a su alto contenido sexual y un lenguaje muy explícito. Además, si no habéis leído la saga de Pídeme lo que quieras y tenéis pensado hacerlo, os aconsejo que no leáis la reseña pues al ser el punto de vista masculino de la historia ya escrita, hay muchísimos spoilers.

Sinopsis
Me llamo Eric Zimmerman y soy un poderoso empresario alemán. Me caracterizo por ser un hombre frío e impersonal, que disfruta del sexo sin amor y sin compromiso.

En uno de mis viajes a España para visitar una de mis delegaciones conocí a una joven llamada Judith Flores. Ella me hizo reír, me hizo cantar, me hizo incluso bailar, y yo no estaba acostumbrado a eso. Cuando me di cuenta de que sentía más de lo que debía, me alejé de ella, pero regresé, pues esa mujer me atraía como un imán.

A partir de ese momento comenzamos una relación plagada de fantasía y erotismo, en la que disfruté enseñando a Judith a gozar del sexo de una manera que ella nunca había imaginado. Y tú, ¿te atreves a descubrir el lado sumiso, dominante y voyeur que todos llevamos dentro?


Opinión personal
Cuando supe que se publicaría el punto de vista de Eric Zimmerman tuve muchísima curiosidad por adentrarme en su mente. ¿A quién no le gusta tener los dos puntos de vista? A mí me encanta, así que en cuanto me hice con él, comencé a leerlo sin parar. Os cuento más detalles a continuación.

Personajes
Eric Zimmerman, protagonista masculino. Es un hombre apuesto, con mucho dinero, seguro de sí mismo, pretencioso, gruñón y posesivo. Su vida gira en torno a ser el nuevo dueño de la empresa Müller, ser tío/padre de su sobrino Flyn, y un buen amante del sexo, al que lo considera un juego placentero. No hay cabida para los sentimientos y mucho menos para el amor, de ahí su frialdad.

Aunque aparecen infinidad de personajes importantes como Judith Flores, la protagonista femenina que le dará más de un dolor de cabeza, Björn, su mejor amigo, Amanda, Flyn, Sonia, Manuel..., al ser su libro, es sin duda el que más destaca.




Narración
El libro cuenta con 532 páginas repartidas en 72 capítulos. No hay prólogo ni tampoco epílogo pues como ya sabéis, este es el volumen número 1. Habrá una segunda parte que saldrá en 2018.
Los capítulos son cortos, lo que ameniza las escenas, y tiene un lenguaje muy explícito aunque sencillo. Me ha gustado ver como Megan sigue manteniendo su esencia libro tras libro. Por otra parte, están cargados de diálogos para hacer una lectura fluida.

Trama
Por fin nos adentramos en la vida de Eric de una forma muy íntima. En los primeros capítulos conoceremos cuáles son sus juegos mientras que en el siguiente nos encontramos con su familia. Y es que así es Megan, nos hace un popurrí de todo un poco para no dejar nada suelto. Así que centrándonos en la esencia del libro, me gustaría destacar que desde el primer momento Eric se muestra tal y como es. Y admito que su personalidad me ha despistado un poco.

Cuando lo conocí en Pídeme lo que quieras, y sus continuaciones, supe que era un hombre frío, posesivo...., en fin, todo lo que os he dicho antes. Pero saber sus pensamientos inquietan. Su afán de superioridad, de tener el poder y saber que es él quien gana siempre, lo manda todo por la borda. 

<<Yo soy Eric Zimmerman, un macho alfa. ¿Qué se ha creído ésa?>>.

No está acostumbrado a que nadie le cuestione y por supuesto sabe que tendría a la mujer que quisiera con tan solo chasquear los dedos. Y eso, definitivamente, me ha matado. Me ha resultado demasiado egocéntrico, más que cualquier otro personaje altivo que haya leído. Si bien no me malinterpretéis, no quiero decir que Megan lo haya hecho mal, sino al contrario. Ha descrito perfectamente la frialdad que este se ha gastado en cada capítulo, en cada acción. 

Pero todo no va a ser él y nada más que él. Cuando aparece en escena Judith las escenas evolucionan. Eric tiene que viajar a España y en la sede Müller de Madrid la conoce. Un aspecto que ha llamado significativamente mi atención es la forma que tiene el alemán de ver a los españoles. Eso me hace plantearme si quizá el resto de personas que visitan nuestro país piensan lo mismo. ¿De verdad somos tan preguntones, gruñones, gritones y tenemos tan mal carácter? Vaya...

Centrándome en Judith, al poquito de conocerse ya están compartiendo fluidos. ¡No pierden el tiempo! Me ha gustado que Megan acortase algunas escenas para no repetirlas con el resto de los libros pero si es cierto que puede resultar algo abrumador esa falta de diálogo pues da la sensación de que, además de tener mucho sexo, discuten igual o en mayor cantidad sin motivos. Para que me entendáis mejor, están dialogando y en la frase siguiente encontráis a Eric diciendo "discutimos durante un rato, nos decimos las cosas que queremos y después...", algo parecido. Y eso sucede muchas veces. 

<<Cuando esté dispuesto a comportarse como un hombre y no como un ser todopoderoso al que no se le puede negar nada, quizá lo llame>>.

Pero pronto ambos jugarán al mismo juego y las páginas se llenarán de erotismo. Encontraremos de todo un poco en cuanto al sexo, pero también habrá celos, reproches, idas y venidas que nos darán dolor de cabeza hasta nosotros. Ambos están inseguros ante lo que se han encontrado, tienen miedo y sus personalidades son como bombas de relojería a punto de explotar. Nos encontraremos a una Judith gritando y largándose, pero también a un Eric furioso y que después se arrepiente. De todo un poquito.

<<Dicen que los polos opuestos se atraen, pero, en nuestro caso, se atraen para chocar. Para chocar con dureza>>.



Final
En cuanto al final, debo decir que este libro resume los dos primeros libros de la saga Pídeme, por lo que aún queda mucho por conocer desde su punto de vista. 
Lo que sí me gustaría destacar es la evolución de Eric a lo largo de las páginas. Reconozco que es pausada pero poco a poco es más consciente de las estupideces que hace, o de la cantidad de veces que abre la boca para decir algo que nos hará pitar los oídos.

Por lo tanto, es una historia que, a pesar de no convencerme mucho, Megan ha sabido embaucar la personalidad de Eric. Esta puede ser mejor o peor de lo que esperábamos realmente, pero al fin y al cabo, él siempre ha sido frío y posesivo. ¿Qué podríamos haber esperado?

<<"Yo soy Eric Zimmerman" nos adentra de lleno en los juegos de Eric, conociendo cada rincón y subiéndonos la temperatura. Una historia que derretiría hasta al mismísimo Iceman>>.

Muchas gracias por comentar, un besote.
Toñi

1 comentarios

  1. Hace mucho tiempo que quiero leer la saga! ¿sabes si es el último que sacará? No me gusta iniciarlas hasta que están terminadas y desde que supe que saldría este la tengo en espera jajaja bueno, supongo que si lo habrá ya que dices que se limita a los dos primeros (leí la reseña muy por encima para no comerme spoilers pero la leí jajajaja)

    Gracias por reseñarlo, solo me dan más ganas de iniciarla ya!

    ResponderEliminar

Popular Posts

Instagram @viajandoaotrosmundos

Reto Goodreads 2018

2018 Reading Challenge

2018 Reading Challenge
Toñi has read 12 books toward her goal of 120 books.
hide